Gracias por la visita. No olvides dejar un comentario tu opinión es muy importante!! Y si te gusta, ¡¡hazte segui!!

Capítulo 69: La tristeza está presente


Heather se sentó en el asiento del copiloto del coche gris de Jonathan, quien se encontraba como conductor.

-¿Cómo está tu amiga?-Preguntó mirándola con una mirada de elocuencia.
-Mal, pero no me han dejado verla.
-¿Y eso?-Arrancó el coche y se puso en marcha.
La morena se colocó el cinturón y se acomodó en el mullido asiento.
-Estoy implicada en unas notas amenazantes. Se supone que uno de nosotros es el culpable de mandarlas. Encima me he sometido al polígrafo y las pruebas no han sido concluyentes.
-Que las pruebas del polígrafo no sean concluyentes es bastante raro. ¿Has sido la única a la que le ha pasado esto?
-No.-Negó la joven, y se cruzó de brazos, incómoda.-Hemos sido cinco de ocho.
-Pues entonces no te preocupes. Además de que tú sabes que no has sido.-Se quedó callado unos segundos y frunció el ceño.-Porque no has sido tú, ¿verdad?
Heather se giró para mirarlo.
-Claro que no.-Respondió con sequedad.
-¿Y sospechas de alguien?
-De Harry.
-¿Harry Styles?-Preguntó Jonathan con sorpresa.
-Sí.-Suspiró.-No sé por qué pero es el único al que le veo capaz de hacer algo así. Una parte de mí dice que no ha sido, pero otra dice que sí. Es extraño.
-Bastante.-El joven la miró de reojo y sonrió.

                                                            ~~~~~~~~~~~~

-No sé quién ha podido ser, pero apuesto por Heather.-Murmuró Liam en cuanto llegaron a la casa de los chicos. Habían estado todo el trayecto callados, sin decir nada, pensando.-No sabemos qué ha pasado con ella durante todo éste tiempo.
-Cuatro de los seis que estamos aquí somos sospechosos.-Contestó Niall.-De haber ayudado a Abigal a enviar mensajes amenazantes a Kesha. ¡A Kesha! Si fuera otra persona tal vez lo entendería un poco mejor, pero ella era querida por todo el grupo. Fue la que nos unió, la creadora del grupo de Adventures Warriors.
Todos se quedaron callados de nuevo. Se sentaron en el sofá y en algunos sillones. Louis incluso se quedó sentado en la alfombra del suelo, abrazando un cojín. Estaban absortos en sus propios pensamientos.
-Perdón por echar a perder tu teoría Liam, pero creo que Heather no es. Sospecho de alguien mucho más cercana a Abigal. Alguien que ahora mismo está en esta misma habitación.
El cantante levantó su mirada hacia Abie. Los oscuros ojos de la chica recorrieron la habitación buscando apoyo de alguno de ellos por las palabras dichas por su amigo.
-Sé que quisiste a Heather y tal vez la sigas queriendo, pero eso no te da derecho a acusar a Abie porque sea gemela de Abigal.
-Tú has hecho lo mismo con Heather. Has eliminado a tus mejores amigos porque tienes la plena confianza de que nosotros no hemos sido. Y luego has elegido a Heather porque quieres a Abie, tal vez si esos sentimientos fueran distintos verías las cosas de otro modo.
-Sólo digo lo que pienso y creo. Tal vez me equivoque y hayas sido tú.
Las duras y relajantes palabras de Liam retumbaron en la habitación.
-Sí.-Sonrió con sorna.-Eso te gustaría ¿verdad? Así ni tus mejores amigos ni tu novia serían culpables.
Harry se levantó del sillón.
-Espera.-Era una voz femenina, pero no la típica dulce y alegre, sino una penetrante, fría y cortante. En ese momento, con su semblante serio y sus facciones tensas, era la viva imagen de Abigal.-No voy a engañarte diciéndote que te dejo como inocente porque mentiría, pero en realidad no hago suposiciones como vosotros dos.-Miró a Liam de soslayo y luego volvió a fijarse en Harry.-habéis hecho. Creo que los cinco que somos sospechosos no somos culpables. Es más, me niego a creerlo. Somos amigos, ¿por qué queríamos hacer daño a gente que queremos? ¿Para quedarnos más sólos de lo que estamos ahora sin Bryan? ¿Para alejarnos más? Es una tontería, y que vosotros dos os peléis por ello, mucho más. Parecéis críos de cinco años.-Se levantó de su asiento.-Aún así no te culpo, ni a Liam tampoco, había defendido a dos personas que queréis. Y ahora me voy a casa, creo que lo mejor es que os deje pensar con claridad y pongáis en orden vuestras prioridades.
Se dirgió hacia la puerta y se fue. A nadie le dio tiempo de decir nada, pero todos pensaban que había tenido la razón.
-Lo siento.-Murmuró Liam, con voz apenada.
-Y yo...-Harry resopló y se dirigió hacia su habitación.
En ese momento, en la acera, Abie se abrazaba a sí misma, nerviosa y temblorosa. Tenía miedo y no podía confíar en los chicos, no por lo menos en ese momento, ni siquiera en Liam. Se dirigió hacia un callejón y entró en uno de los recintos que había allí. Un café, más concretamente. En cuanto pasó por las puertas, una gran oleada de especial aroma le inundó las fosas nasales. Aquello era la tranquilidad en su estado más puro gracias al sitio donde estaba, la gente no solía pasar por callejones oscuros. Se sentó en una mesa cerca de una pequeña ventanita, como solía hacer siempre que iba a quel lugar y se mordió las uñas, nerviosa.
-Menos mal que vuelvo a verte.
La joven se giró hacia la voz. Llevaba un abrigo que le tabapa hasta el cuello y un gorro de lana en color rojo.
-No debería estar aquí...
-¿Pero?
-Pero necesito estar contigo.-Abie sonrió un poco y no pudieron evitar abrazarse con fuerza.

                                                            ~~~~~~~~~~~~

-Es tarde, deberíamos irnos.-Ben se frotó los ojos. Estaban rojos del cansancio.
-Iros vosotros, yo no me moveré de aquí.-Respondió Amy abrazándose las rodillas, comenzaba a hacer frío.

-Sí te vas a ir.-Le contradijo su hermano.-Tienes que descansar.
-Si tú te quedas, yo me quedo.
-No, no lo harás. Llamaré a mamá.
-¿Y qué?-A Amy se le puso la cara roja, como siguiera por aquel camino su hermano acabaría ganando...
-Que te recogerá y me dejará aquí porque yo soy el responsable.-Y aunque parecía decirlo como regañina, lo hacía por su bien, para que descansara un rato después de una tarde muy movida.
La rubia suspiró.
-Ella me dejará. Kesha es mi mejor amiga.
-Por favor Amy... Mañana te prometo que me voy yo a descansar y te quedas tú aquí.
-¿De verdad?
-De verdad.
Ambos hermanos sonrieron y se abrazaron.
-Entonces no vamos.-Marchel se levantó y dio la mano a la chica.-Yo te llevo, Ben y George se van juntos.
-Bien.-Amy se levantó y se despidió de su hermano.
-Adiós, llama si necesitas algo.-Le dijo George.
-No os preocupéis.-Sonrió el moreno.
En cuanto los vio desparecer se le enrojecieron los ojos. Y no por el cansancio sino por el dolor acumulado, tenía ganas de llorar, y muchas. Un par de lágrimas salieron por sus ojos y dejó que siguieran una detrás de otra. Ni siquiera se dio cuenta de que alguien se había sentado a su lado y en ese momento lo estaba abrazando.
-Todo estará bien.-Susurró Richard.
-La quiero mucho.-Se quitó las lágrimas que le quedaban y se despegó del hombre. No quería parecer un sensible delante de su futuro suegro.
-Yo también.-Asintió el padre de la joven con una sonrisa triste.-¿Y sabes? No es malo llorar de vez en cuando. Puedes hacerlo si así te encuentras mejor.
-No.-Suspiró y se relajó.-Estoy... bien. Dentro de lo que puedo.-Miró a su acompañante y entonces se dio cuenta de que era un poco egoísta por su parte. Richard no se había quejado en todo el día delante de él, no había llorado ni compartido su dolor con nadie aún siendo el padre de la joven.
-Es sólo cuestión de relajarte y pensar en que nada malo va a pasar.-La voz de Richard llegó a sus oídos lentamente, y no reaccionó hasta después de unos segundos.
-No soy una persona demasiado positiva.-Suspiró el adolescente, alborotándose su flequillo oscuro.
-Pues deberías serlo.
-Los pesimistas son los únicos que cambiarán el mundo, ya que ellos no ven nada bueno en él.-Recitó.

Richard sonrió con amargura, recordaba perfectamente cuando días atrás Kesha le había dicho la misma frase y luego había añadido: "Si quieres culpar a alguien ve a
hablar con Brendon" y acto seguido su risa. Esa risa contagiosa, entre dulce y divertida.
El hombre tragó saliva y se giró hacia el chico, quien lo miraba frunciendo el ceño, seguramente preocupado por lo que le ocurriera o estuviera pensando.
-Bonita frase.-Fue lo que respondió, y sin nada más que decir, se quedaron en silencio. 

                                                            ~~~~~~~~~

Habían pasado dos días de todo aquello. Louis acariciaba con ternura la mano de su novia.
-Estoy tan contento de que todo haya salido bien.-Suspiró, por quinta vez en aquella mañana nublada.
Daisy no pudo por más que sonreír de nuevo. Estaba cansada, agotada por los acontecimientos. Había perdido mucha sangre y se encontraba débil, pero todo había merecido la pena, en la habitación contigua, separada por un gran cristal, se encontraba en una incubadora su hija. La pequeña seismesina había nacido sana, aunque aún necesitaba ayuda médica para salir adelante como un bebé normal. Su peso era inferior al normal.
-Dais...-Susurró el joven con voz ronca. No quería hablar de ello, pero tenía que hacerlo en algún momento.-Encontraron restos de alcohol en tu organismo. Eso juntado con que eres una madre joven hicieron que la niña fuera prematura. Lo que quiero decir es... que no sabía que bebías.
-Lo siento. Tenía que habértelo contado.-Sus ojos verdes esmeraldas se dirigieron hacia el joven.-Tengo problemas de alcohol, a veces. Cuando estoy contigo nunca bebo porque quiero dejarlo, pero cuando estoy sola no puedo resistirlo. Voy incluso a un club de alcohólicos anónimos.
Louis se quedó con la boca abierta, no tenía ni idea de ello y no sabía bien qué decir.
-Po...podías habérmelo contado, tal vez te hubiera ayudado.
-Sólo lo sabe Tony.
-¿Por qué será que no me extraña?-Murmuró Louis cruzándose de brazos. Cada vez le caía peor aquel joven que parecía saber todo de su chica, cosas que ni siquiera Louis sabía.
-No te enfades con él. Si lo sabe es porque él también va conmigo a esas clases.
-¿Cómo?-Aquello era increíble, y el cantante intentaba asimilar todo lo mejor posible.
-¿Recuerdas el accidente de coche? Maine Wercbrooks, mi prima, murió ese día. Ella nos tendió una trampa para que volviéramos a hablar y nos citó a los dos. Yo estaba enfadada con él porque me había dejado para estar con Maine, pero lo pasamos bien, casi lo olvidamos. Ese día bebimos mucho, muchísimo. Por aquel entonces cada vez que salíamos bebíamos, los tres por separados o los tres juntos, pero teníamos muchos problemas de alcohol. Tony el que menos, así que él fue el que cogió el coche. Una curva, un camión, y cuando volví a despertar estaba en el hospital. En la cama de al lado, Tony, y frente a mí, un policía. Recuerdo esas cuatro palabras que hicieron que volviera a desmayarme y no me despertara hasta tres días después.
-¿Cuatro palabras?
-Su prima ha muerto.-Daisy tragó saliva y se limpió las mejillas, que ya estaban llena de lágrimas.-Desde entonces, Tony y yo hemos intentado dejar de beber, pero cuando lo hago es como volver a aquel día y a veces incluso me sienta bien. No creo que me entiendas, pero.-Sollozó y se mordió el labio para no seguir haciéndolo. Suspiró tras unos segundos y continuó.-...sólo quiero decirte que intento cambiar, para estar contigo, para que esto salga bien. Tony es solo... una persona que entiende lo que he pasado, no lo culpes. El perdió a la persona que más quería, y yo también. Maine era como una hermana para mí.
-Lo entiendo.-Asintió con la cabeza para dar más credulidad a sus palabras.-Y te ayudaré en lo que haga falta. Tienes que intentar dejarlo, tu prima está en un lugar mejor y en tu gran corazoncito.-Daisy soltó una leve risita nerviosa y Louis también sonrió.-No necesitas beber para recordarla. ¿De acuerdo?
-Sí.-Se limpió las últimas lágrimas y sonrió.
-Maine...-Susurró Louis.
-¿Es un nombre precioso, no crees?
-Maine Tomlinson Wercbrooks.-Recitó el chico agarrando la mano de Daisy con fuerza de nuevo.
-Ya tenemos nombre para nuestra hija.-Cerró los ojos, y aún sin ser creyente, rezó.

                                                                    ~~~~~~~~~

-No Abie.-Liam se alejó un poco de la chica, quien resopló y se sentó en su cama. Cogió el mando de la tele y la apagó.
-¿Por qué la apagas?-Preguntó el joven quien se colocó sentado con las piernas cruzadas.
-Porque me aburre.
-¿Y qué te gustaría hacer entonces?
-No lo sé.-Rodeó el cuello del chico con sus manos y se acercó a besarlo.
-No, para.-Liam se apartó y se levantó de la cama de un salto.
-Sólo iba a darte un beso.-Se quejó la joven cruzándose de brazos y frunciendo el entrecejo.-¿Por qué estás tan arisco?
-¿Y por qué estás tan cariñosa? Cuando estabamos viendo la tele igual, no parabas de insistirme.
-¿Insistirte a qué?
-No sé, será a jugar las cartas.
-Oye, no seas tan sarcástico ¿vale?
-Si tus preguntas son tan estúpidas no me queda otro remedio.
-¿Pero qué te pasa? Es que de verdad que no te entiendo Liam.
-No es el momento Abie. Vengo aquí después de ir a ver Kesha.
-¿Y qué?
-¿Cómo que y qué?-Liam negó con la cabeza, indignado por las palabras de su novia.
-Pues que nosotros tendremos que continuar nuestras vidas sin ella. Es casi imposible que sobreviva. ¿Lo entiendes? Asímilalo, Kesha va a morir.
El chico frunció el ceño.
-¿Cómo puedes decir eso y quedarte tranquila, Abie? Ella es tu amiga.
-Lo es, pero soy realista. No me aferro a falsas ilusiones.
-Los médicos dicen que puede que sobreviva.
-En estos dos días no ha mejorado nada. ¿De verdad lo crees?
-Dime la verdad Abie...¿ayudaste a tu hermana?
Los oscuros ojos de la chica miraron incesantes y desconcertados a los de él.
-¿De verdad me preguntas eso? ¿Lo crees?-Al no recibir respuesta, asintió.-Lo crees.
-No sé que creer. No sé en quién confiar. No sé qué hacer. Sólo sé que alguien ha ayudado a Abigal, y tú eres una posible sospechosa.
-Yo no lo hice.
-¿Y cómo puedo comprobarlo?
-No puedes.-Negó la joven.-Es mi palabra. Si la crees te quedas. Si no, vete.
Ambos se quedaron mirando un buen rato. Liam caminó hacia la puerta y Abie cerró los ojos. No podía creerlo. Quiso llorar, pero no lo hizo.
El joven agarró el pomo pero no se atrevía. Ella no había sido, era imposible. Abie, su querida Abie. No podía ser, pero entonces, ¿por qué se iba? ¿Por qué no hablaba con ella y solucionaba las cosas? Pero entonces recordó sus palabras dichas con gran dureza: "Es casi imposible que sobreviva. ¿Lo entiendes? Asímilalo, Kesha va a morir." ¿Cómo podía haber dicho aquello? Giró el pomo y salió de allí, cerrando con un portazo.

                                                                 ~~~~~~~~~~

-Estoy nerviosa... ¿y si Richard no quiere verme?-La joven tembló y se paró en medio de aquellas escaleras.
-Tú no fuiste Heather.
-Pero eso él no lo sabe, Jonathan.
-No va a pasar nada, seguro que alguno de tus amigos ya la han visitado y no ha pasado nada.
-Amigos.-Murmuró la chica con poca convicción volviendo a subir.-Esos mismo que no me hablan porque se piensan que he sido yo. Excepto Louis, Yuriko y Niall todos me rehúyen.
-Es normal.-Suspiró el joven.
-¿Normal?-La chica elevó un poco la voz.-¿De verdad ver normal que tus mejores amigos piensen que eres una persona horrible?-Suspiró.-Sé que yo mismo pensé que fue Yuriko porque era la que más conocía a Kesha, pero nunca le hubiera ignorado de la forma que ellos me están ignorando. Es como si no existiera, como si fueran completos desconocidos.
-Se les pasará. Dales tiempo a que se den cuenta de que tú nos has sido.-Jonathan tiró de su mano y la paró.-Y ahora respira y tranquilízate. ¿Vale?
-Vale.
-Bien...-Jonathan la abrazó.
-Gracias.
Ambos subieron a la planta correspondiente y caminaron hacia las sillas azules ocupadas por rostros conocidos.
-Hola Heather, ¿cómo estás?-Richard surcó una sonrisa en su rostro agotado por el cansancio. Se le veía las ojeras bajo sus grandes y tristes ojos marrones que parecían estar sin vida.
-Hola señor Stadler...-Murmuró la joven con tono educado.-Yo estoy bien, gracias. ¿Y Kesha... tiene alguna noticia?
-No me llame de usted.-Respondió el hombre intentando cambiar de tema.-Nos conocemos desde hace mucho.
-Ya...-Suspiró y miró a los ojos al hombre, suplicante por una respuesta.
-No está bien. Los médicos sólo hacen negar con la cabeza.-Tragó saliva y se frotó las manos por la cara.-¿Pero sabes? Ayer nació la hija de Louis. Una pequeña seismesina si no me equivoco. Deberías ir a verlo, es tu amigo.

-Kesha también es mi amiga. Ella me necesita mucho más que Louis en este momento.
-Es muy pequeña, sólo la vi por el cristal de la habitación... Kesha cuando nació era mucho más grande, ¿lo sabías? Pesaba cerca de tres kilos y medio.-Soltó una risita histérica.-Y no cesaba de llorar. Me levantaba cada noche a arroparla, así durante el primer mes, luego comenzó a acostumbrarse a dormir.-Cogió las manos de Heather y sonrió.-Kesha va a vivir, ¿lo sabes no?
-Claro.-Apretó las manos del hombre cariñosamente.-Claro que vivirá y ya no estará llorando, sino que sonreirá y volverá a reír como siempre.
En ese mismo momento la voz del hombro fue más aguda y dijo unas palabras en voz baja, como si estuviera dentro de un trance.
-Me estoy volviendo loco Heather. La espera me está volviendo loco.-Tragó saliva y cerró los ojos. Luego se los frotó con fuerza y los abrió, dejándolos rojos.
Candy se levantó en ese momento de su asiento, preocupada.
-Papá siéntate.
Así lo hizo. Se sentó y respiró profundamente.
-Ya estoy mejor.-Asintió un par de veces y sonrió un poco.
-Deberías descansar.-Pidió la rubia con voz cansada.
-Sí...-Cedió por primera vez.-Voy a ir a casa, voy a darme una ducha y me vuelvo.
-Ve a ver a Susi, por favor. Llevas dos días sin verla y ayer por la noche me preguntó por ti.
-Vengo en una hora.
-O en dos.-La rubia ladeó la cabeza.
-O en una y media.-Sonrió al fin el hombre. Dio un beso a su hija en la cabeza y se levantó.-Gracias por venir Heather, me alegra verte de nuevo.-Sonrió a la muchacha y se fue.

                                                    ~~~~~~~~~~~

-Niall.-Susurró Claudia con voz dulce.-¿Seguro que estás bien?
-Sí.-Asintió él, con amargura.-Estos días no están siendo especialmente fáciles, sólo quiero dormir. Dormir mucho.-Agarró su manta y se acurrucó aún más en su cama.
Claudia hizo una mueca y miró a Raquella y a Lidia con tristeza. Las tres, sentadas a los pies de la cama, se sentían muy mal por el chico.
-Deberías animarte un poco y comer algo.-Pidió Lidia.-No puedes seguir así.
-No tengo apetito.-Murmuró.-Por favor, dejadme sólo. Muchas gracias por la visita, pero no tengo ganas de nada. Ni de películas, ni de canciones, ni de comida...
Claudia se encogió de hombros y le acarició la pierna. Luego se levantó y salió de la habitación, acompañada de Lidia. Raquella sin embargo se quedó allí. Se acercó un poco al joven. Le acarició el pelo con dulzura y sonrió al ver que se giraba para mirarla. Su expresión era de tristeza absoluta y tenía los ojos rojos.
La chica ladeó la cabeza y entrecerró sus preciosos ojos claros.
-No me gusta verte así Ni. Aunque estés triste, debes cuidar tu salud para no caer enfermo.
-Yo nunca me pongo enfermo.-Se encogió de hombros restándole importancia.
-Lo sé, eres como fuerte como un roble, pero prométeme que comerás por lo menos, no puedes dejar de alimentarte.
-Lo prometo.-Afirmó tras unos segundos.
-Y recuerda que aquí estamos para lo que haga falta.-Sonrió y se levantó de la cama.
-Muchas gracias Raqui. Te quiero mucho.
-Y yo también.
Niall volvió a acurrucarse en su cama. Aunque la charla con su amiga le había alegrado un pequeño instante seguía estando triste. Raquella se sintió muy apenada por él, pero sabía que debía dejarlo descansar y estar sólo un tiempo. Así que salío de la habitación.

                                                      ~~~~~~~~~~~

-¿Cómo está Niall?-Preguntó Harry cuando vio a las chicas bajando las escaleras tras ir a ver a su amigo.
-Mal... no quiere comer.-Respondió Lidia con amargura.-Pero espero que pronto mejore.
-Yo también lo espero.-Asintió Raquella con tristeza.-Bueno chicos, yo me voy. Nos vemos pronto.-Cogió su mochila y, antes de salir, acarició al gatito que se encontaba tumbado en un el sofá.-Adiós Stanley.
-Yo también debería irme. Espérame Raquel-Lidia recogió sus cosas y las dos amigas salieron juntas.
-¿Cómo está Louis?-Preguntó entonces la única chica que quedaba en la casa. Desvió su mirada del gatito, que se había quedado dormido y miró a Harry.
-Muy bien.-Sonrió el chico.-Por suerte ha salido todo estupendamente.
-Me alegro entonces.-Suspiró y entrelazó los dedos de sus manos, neviosa. Como siempre, estar con él a sólas le producía cierto pavor aunque también mucha alegría, que en ese mismo momento estaba amortiguada por la tristeza de Niall y lo mal que se encontraba su gran amigo.
-Muchas gracias Clau.
-¿Por qué?-Abrió mucho sus ojos marrones.
-Por todo. Por los detalles, por tus visitas, por el gato. No puedo creer que te ignorara de esta forma. Parecía como si te estuviera evitando y simplemente pasé de ti durante un tiempo. No es algo de lo que me enorgullezca precisamente.
-No importa Harry.
-No, sí que importa. Eres muy especial para mí, Claudia. El día que llegaste a mí fue un día significativo por muchas cosas. Eras como un regalo de Navidad personificado.
La joven se puso colorada ante aquel halago.
-No creo que sea tanto.-Contestó.
-Sí lo es. Y quiero pedirte disculpas por haberte tratado como si no existieras o no fueras importante. Lo eres, y mucho.-Se acercó y le dio un abrazo a la joven.-Gracias Clau.
------------------------------------------------------------------
¡Hola chicas! Aquí está el capítulo por fin. Tengo muchísimas ganas de subirlo, de ver vuestra reacción y sobretodo tenía ganas de escribirlo yo, de terminarlo por fin y cuando lo he hecho, creedme que me he sentido súper bien. No es el mejor de los capítulos, pero aún así estoy contenta de que después de tanto tiempo haya acabado un capítulo entero ^-^
Así que nada, muchas gracias a todas, espero que os guste muchíisimo y ya sabéis, si podéis darle a las reacciones y comentad me encantaría ^^
Ah y otra cosa, ¿queréis que haga otras encuestas? ¿Y un cambio en el blog? Tengo pensado hacer un cambio de diseño ¿qué os parece la idea? 
Yo ya me despido, un saludo y muchísimos besitoos ^^

6 comentarios:

  1. Me encanta escribes DPM :D Esta muy interesante.
    Louis es papa! Awww.

    ResponderEliminar
  2. KESHA SIGUE EN COMA D:
    Brandon es monísimo, no debería avergonzarse por llorar. Es más, si llora, demuestra cuánto quiere a Kesha<3 Adoro a este hombre*__*
    Me da muchíiiisima pena el sufrimiento del padre de Kesha pero es muy fuerte y lo lleva como puede.
    Pobre Amy... En realidad, pobre todos. Eso demuestra que Kesha es muy querida.
    Yo sigo creyendo que Abie no es la traidora. No creo que haya quedado con su hermana, sospecho que quieras engañarnos a todos ;D. Aunque me duela decirlo... creo que es Zayn. Y si no, Heather. Dios, lo has puesto súper difícil, jo. Aunque no me gusta nada lo que le ha dicho Abie a Liam. ¡KESHA VA A VIVIR!
    La historia de Daisy me ha dado penilla pero aún así prefiero a Jade. Jade&Louis.
    Quiero saber algo más de Claris y Aida; y que se solucione todo. ¡Menudo cacao mental tengo! ¿Niall con Claris, Lidia, Kesha o Raquella? ¿Kesha con Niall o Brendon? ¿Louis con Daisy o Jade? ¿Harry con Alba, Claudia o Heather? Aquello está súper intrigante... Espero que todo se aclare ya porque con las parejas asdfghjkñ*_______*
    Y lo de Harry y Claudia... SIN PALABRAS, ASDFGHJKLÑ. Leí hace tiempo el capítulo desde el móvil y desde entonces no me he podido conectar al ordenador (parece que hace años que no me meto a blogger). Bueno, técnicamente, di botes y grité. Claudia es muy buena con Harry y, me dolió un poquito cuando Harry no la hacía ni caso. Pero ha valido la pena por las hermosas palabras de Harry. LE AMO AIS<3 <3 Adorable<3 Me lo como, en serio. ¡A ver si hay más escenas así!^^
    ¿He leído bien? ¿Habrá un final pronto? Aunque no me guste, tengo que aceptar que todo tiene un fin. Qué triste, lo digo en serio. Mi novela se acabará pronto también. Algo me dice que es el fin de una etapa :'( Me pongo muy melodramática, en serio, pero es que gracias a blogger he conocido a gente increíble. No me gustaría perder el contacto :'(
    Al menos, el de Raquella continúa... <3 <3
    ¡Un besazo! Y, aunque sea demasiado tarde, Feliz Año Nuevo.


    <3

    ResponderEliminar
  3. ¡Amistaaaad! Dios, ¡cómo echaba de menos tus capítulos! :DDD
    Estaba algo preocupada, hasta que un día me dio por revisar Ask, aunque no pueda usar mi cuenta, y vi que contestabas preguntas, de modo que supe que seguías viva. Leí tu entrada anterior y entiendo perfectamente tu parón, los capítulos deben gustarte a ti antes que a nadie más. Está bien que te hayas ausentado de Blogger si lo necesitabas, te entendemos <3
    ¡El capítulo me ha encantado! Heather sospecha de Harry... ¡Quizás sigue gustando de él! O.O Lo digo por la sonrisa de Jonathan mientras miraba a Heather de reojo.
    Es raro ver a los chicos y Abie discutiendo :( Aunque la situación no es para menos, Kesha está grave y todos ellos se sienten tristes por ello. Y Abie... Se ha encontrado con una persona misteriosa :O Creo que puede ser algún personaje que ya conozcamos, o alguno nuevo. Me ha dado por pensar de repente que es su gemela, pero no, Abie está en contra de ella... ¿verdad?
    Amy pobrecita... ¡Y BRENDON! <3 <3 <3 Dios, qué mono es. "La quiero mucho." Awww, Dios, me lo como a besos *^* Y su frase en parte tiene razón, Richard ha afirmado que es una buena frase.
    ¡El bebé está bien! ¡Y es una niña! Ayyy qué cosa más mona, ¡¡Louis ya es padre!! Con un padre tan guapo, la niña será preciosa de mayor. Daisy aún no sabemos cómo es físicamente, pero seguro que muy mona también :3 Y su historia me ha hecho sentir un poco mal... El alcohol nunca es un buen recurso. Louis estará a su lado, ¿pero qué hay de sus sentimientos por Jade? ¿Y Alba? Alba gusta de Louis, ¿no? De todas formas, bienvenida al mundo, Maine ^^
    ¡Abie! :O ¿Cómo puedes decir éso de Kesha? Ella NO va a morir, es nuestra protagonista y tendrá una vida larga y feliz <3 Además, seguro que Brendon le da un beso y se despierta o algo, en plan Bella Durmiente, ¿no? :( Quiero que sean felices T-T
    Pobre Richard... Debe de ser muy duro perder a tu esposa y luego estar a punto de perder a tu primera hija.
    Ay Niall pobrecito cosito :( Es demasiado mono para estar tan triste. Menos mal que Clau, Lidia y yo estamos ahí con él. Me quiere mucho askdasdkh <3 Es demasiado "cute" para éste mundo.
    ¡Qué mono Stanley, el regalo de Clau! ¡Y qué mono Harry diciéndole éso! Y la ha abrazado <3 Ayyy Dios qué monos que son *-*
    Y lo de las encuestas, hazlas si quieres, igual que en el diseño. Lo que te apetezca ^^
    Me ha encantado el capítulo y ver que estás de vuelta. ¡Un abrazo! :D

    ResponderEliminar
  4. Ayy, no puedo leer nada de la entrada ni los comentarios para evitar spoilers, que yo me quedé muy, muy, muy atrás (y de verdad que quiero terminarlo... No tendrás el documento en un Word o un PDF para poder leerlo en el ebook, ¿no? jajaja)
    Bueno, el caso es que me paso porque te he nominado a un premio :) http://lasalasdelarcangel.blogspot.com.es/2015/02/after-all-this-time-premio.html
    Un beso!

    ResponderEliminar

Holaa! Gracias por leer esta novela, sin vosotros no sería nada.
Si vas a dejar tu comentario ¡HAZLO! Eso sí, no insultes ni al blog ni a la escritora ni a ninguno de los otros lectores.
Puedes poner críticas, gracias a ellas mi blog mejora.
Así ¿a qué esperas para escribirlo? GRACIAS DE ANTEMANO!